viernes, 14 de abril de 2017

Fetexos de la Pascua 2017

Dalgunes de les actividaes que se fixeron pa les Fiestes de Pascua de 2017

Versión dixital Asturnews (7-04-2017)
http://asturnews.com/valdecarzana-acueye-una-charra-sobre-la-lleenda-de-la-islla-de-samalandran/
La Nueva España

Versión dixital de La Nueva España (6-04-2017)

Versión dixital de La Voz de Avilés (6-04-2017)
http://www.elcomercio.es/aviles/201704/06/ninos-reciben-marinero-samalandran-20170406001940-v.html

Versión dixital del Diariu dixital Asturies.com (5-04-2017)
http://asturies.com/alagueta/samalandran-lleval-bollu-a-los-escolinos-dinfantil-del-cp-sabugo

Samalandrán. Llamina pa felicitar les Pascues

Ya pues coloriar la congracia de Samalandrán pa felicitar les Fiestes de Pascua.

La Lleenda de la Islla de Samalandrán


«Ello foi una vegada, allá pel sieglu VI, un monxu y marín irlandés llamáu Samalandrán, en compañía de 14 monxos, decidió embarcase a la gueta de la islla’l paraísu terrenal. Dempués d'analayar demientres siete años pel Océanu Atlánticu, atoparon con una mar de tiniebles, desnortiaos, decidieron dexar el timón en manos de la voluntá divina y la nueche del sábadu Pascua, apaecieron nel llugar más maraviyosu que podáis imaxinar.  

Una pequeña islla metanes un estuariu apináu d’aves formoses, arrodiáu de grandes viesques y praderíes floríes, au celebraron la Pascua compartiendo unos panes alredor d'una fumaza. Dempués d'un tiempu, con gran pesar, tornaron a Irlanda.

Y cunta la lleenda, qu'esta islla llamada Samalandrán, tien el don d'apaecer y sumir. Unos dicen que cuando los monxos encendieron la foguera, la islla escomenzó a movese y somorguiós. Yera un pexe monstruosu llamáu "Jasconius", que dalgunos identifiquen con una escomunal ballena. Otros señalen, que se trataba d'una islla viaxera, un inmensu navíu de la natura capaz de salear al antoxu del marín irlandés.

Nun sabemos si'l monxu sigue peles mares enriba d'una ballena o d'esta enigmática islla que va al debalu, pero lo que sí sabemos, ye que la nueche de Pascua, al amechar les fumaces, escúchense campanes sonar nel llugar qu'enantes ocupaba la misteriosa Islla de Samalandrán. Festexando asina'l regresu del míticu marín irlandés a la islla del paraísu natural, pa compartir de nuevu los panes de Pascua, como símbolu de convivencia, pa celebrar la llegada de la lluminosa y allegre primavera»

Testu: Víctor Raúl Pintado Rey -Vitu- 
(Lleenda culta ellaborada a partir de les entrevistes y  les referencies  escrites de:  Milio  Mariño,  Alberto del  Río, José Manuel Feito, José Rodil Díaz y Rubén Arias).

Islla de Samaladrán



              Islla de Samalandrán




DANZA PRIMA DE LA MAR

Xuntemos les nueses manes
nuna nueche ensin final

baillemos mozos y moces
nesta danza de la mar.
Faigamos d’ello alcordanza
y del bon Samalandrán
suañando con otres islles
que nun sabe aú tarán.

Autor: Grupu Folk Balandrán
             Versión del C. P. Sabugo

 

jueves, 13 de abril de 2017

LA LEYENDA CULTA DE LA ISLA DE SAMALANDRÁN (SAN BALANDRÁN)

«Hace mucho, mucho tiempo, allá por el siglo VI, un monje y marinero irlandés llamado Samalandrán, en compañía de 14 monjes, decidió embarcarse en busca de la isla del paraíso terrenal. Después de vagar durante siete años por el Océano Atlántico, se toparon con un mar de densas tinieblas, desorientados, decidieron dejar el timón en manos de la voluntad divina y la noche del sábado de Pascua, aparecieron en el lugar más maravilloso que podáis imaginar.  

Una pequeña isla en medio de un estuario colmado de hermosas aves, rodeado de grandes bosques y praderas floridas, donde celebraron la Pascua compartiendo unos panes alrededor de una hoguera. Después de un tiempo, con gran pesar, regresaron a Irlanda.

Y cuenta la leyenda, que esta isla llamada Samalandrán, tiene el don de aparecer y desaparecer. Unos dicen que cuando los monjes encendieron la hoguera, la isla comenzó a moverse y se sumergió, tratándose de un pez monstruoso llamado "Jasconius", que algunos identifican con una enorme ballena. Otros señalan, que se trataba de una isla viajera, un inmenso navío natural capaz de navegar al antojo del marinero irlandés.

No sabemos si el monje seguirá surcando los mares encima de una ballena o de esta enigmática isla errante, pero lo que sí sabemos, es que la noche de Pascua, al encender las hogueras, se escuchan campanas sonar en el lugar que antes ocupaba la misteriosa Isla de Samalandrán. Festejando así el regreso del mítico navegante irlandés a la isla del paraíso natural, para compartir de nuevo los panes de Pascua, como símbolo de convivencia, para celebrar la llegada de la luminosa y alegre primavera». 

Texto: Víctor Raúl Pintado Rey - Vitu-
(Leyenda culta elaborada  a partir de las entrevistas y las referencias  escritas de:  Milio  Mariño, Alberto del   Río, José  Manuel  Feito,  José Rodil Díaz y Rubén Arias).


Principales generadores de la Leyenda Culta de la Isla de Samalandrán

    
José Rodil       Alberto del Río       Milio Mariño      José M. Feito     Rubén Arias
  


Recopilador de la Leyenda culta de la Isla de Samalandrán 
Vitu, 2017

SAMALANDRÁN. UN TÉRMINO HERMOSÍSIMO

EL TÉRMINO SAMALANDRÁN

Samalandrán (Brandán, San Balandrán, etc), el un mítico monje irlandés del siglo VI que protagonizó una de las historias de viajes más famosos de la cultura medieval, relatado en la “Navigatio Sancti Brandani", obra redactada en torno a los siglos X-XI. 

En su periplo por mares y océanos, acompañado por catorce monjes, este personaje va recorriendo diferentes islas en busca del paraíso terrenal hasta encontrar la isla del paraíso terrenal en medio de la Ría de Avilés.

El topónimo de Samalandrán o San Balandrán en la Ría de Avilés, ha provocado diferentes teorías que intentan explicar este hecho. Desde la postura más romántica, que asegura que el mítico navegante irlandés piso suelo avilesino en el siglo VI, pasando por los que defienden que algún marinero irlandés bautizó así a la isla o los que señalan que el nombre de la isla se debe a un barco, llamado San Balandrán que, a finales del siglo XIX, estuvo allí varado largo tiempo.

Todo parece indicar que esta última opción, sea la más probable, pero sea como fuere,  Asturias y especialmente la ciudad de Avilés y sus habitantes, se sienten cada vez más vinculados a esta mítica leyenda culta. 

A este respecto, revindicamos el término Samalandrán como una hermosísima derivación lingüística propia de la zona, una especie de bella síncopa muy característica de la lengua asturiana (Ejemplo: Samartín / San Martín)

El vocablo Samalandrán está reconocido en la toponímica oficial del Ayuntamiento de Gozón.

Existe una variada terminología de esta palabra, dependiendo del lugar geográfico en el que nos encontremos. Terminologías específicas de cada zona, de las que sus habitantes se sienten orgullosos: San Brandán, San Brendán, San Breandán, San Barandán, San Borondón o  Borombón, San Balandrán, Samalandrán, …


¡NOSOTROS TAMBIÉN ESTAMOS MUY ORGULLOSOS DEL TÉRMINO: SAMALANDRÁN!

Playa de Samalandrán


LEYENDA DE LA ISLA ASTURIANA DE SAMALANDRÁN (SAN BALANDRÁN)

LA LEYENDA CULTA DE LA ISLA ASTURIANA DE SAMALANDRÁN

Los recuerdos de la desaparecida “Isla de Samalandrán” de la Ría de Avilés, han ido generando misteriosas historias alrededor de esta mítica isla asturiana. Escritores como Milio Mariño, Alberto del Río Legazpi (en su conocido blogs del Comercio “Los Episodios avilesinos”), el ingeniero industrial y capitán de Navío, Ricardo García Iglesias, los componentes del Grupo Folk Baladrán, destacando la figura de Rubén Arias y muchas otras personas, de diferentes ámbitos, han ido difundiendo y generando esta leyenda culta asturiana.

Por otra parte escritores como José Manuel Feito, recogieron testimonios  que hablaban de que se oían las campanas sonar, la noche de San Juan, en el lugar donde antes ocupaba la isla de Samalandrán. Lugareños de la zona, como José Rodil Díaz, último rucheru de la Ría de Avilés (persona que va a la rucha –conjunto de cosas que se encuentran en la orilla al bajar la marea-) señalan que le parecía haber escuchado a alguien decir que todavía se podían oír las campanas sonar en la noche de Pascua, donde antiguamente estaba la isla.

De hecho, Manuel Poggio Capote, Cronista oficial de Santa Cruz de la Palma, que lleva años estudiando este mito, señala que en hay coincidencias muy significativas entre la leyenda en Canarias y en Asturias, como la cercanía del topónimo San Juan  y el sonido de las campanas. Este investigador, en su libro editado en 2009 por Cartas Diferentes Ediciones, La isla perdida : memorias de San Borondón desde La Palma (pax. 179) defiende que:

 “No es de extrañar esta presencia borondoniana en Asturias ya que una ramificación del mito permanece en Avilés, donde existe una playa de San Balandrán estrechamente relacionada con la isla viajera”.
                       
El etnógrafo asturiano Berto Peña, aunque lo ha encontrado ningún informante que pueda corroborar la existencia de una leyenda de origen popular, reconoce que el interés de todas estas personas en la ciudad, han convertido este mito irlandés en una leyenda culta asturiana cada vez más viva en la Villa de Avilés.

No podemos olvidar, las fiestas de Pascua de 2009, donde Samalandrán regresó a la ciudad, quince siglos después, auxiliado por los prácticos del puerto y recibido con honores de gaitas en el puerto avilesino.

O las celebraciones en la Pascua de 2017, en la que la Asociación Cultural Xaréu d’Ochobre y el Colegio Público Sabugo –Avilés, recibieron de nuevo al marinero irlandés para compartir con los más pequeños el dulce típico de la ciudad, el mantecados y marañuelas de Avilés. De esta hermosa manera, se recupera de nuevo la leyenda que cuenta que al arribar (en el siglo VI) su barco en la isla del paraíso terrenal, un sábado de Pascua, Samalandrán y sus 14 monjes festejaron la Pascua compartiendo unos panes.

Hoy compartimos, unos panes dulces (marañuelas de Avilés) y el mantecado típico, en señal de convivencia y fraternidad, revindica así, el honor de ser una de la tierra donde el mito marinero irlandés encontró la isla del paraíso terrenal. 



Visita de Samalandrán Pascua 2017

Visita de Samalandrán. Fiestas de Pascua 2009


Isla y Playa de Samalandrán,
Finales de los años 30 principios de los 40 (Siglo XX)

Isla de Samalandrán al fondo, principio de los años 40 del siglo XX

Isla de Samalandrán, a principios de los 40 del siglo XX

Ría de Avilés, 1864, Memorias de Obras Públicas.
En color hueso se observa la Isla de Samalandrán (o Isla de la Llera).
Su tamaño es muy superior al de la isla del siglo XX



jueves, 13 de octubre de 2016

Samalandrán (San Balandrán). El míticu santu irlandés que visitó Asturies

Apúrrovos un dibuxu del míticu monxu irlandés que cunten moró un tiempu na islla asturiana que lleva'l so nome -La Islla de Samalandrán-